• Doctor Sonrisas

Lo que realmente vale la pena en la vida: vivir


Hoy no sé qué significa tener cáncer, no se qué se siente una quimioterapia, tampoco me imagino que se siente tantos piquetes, medicinas, tratamientos, o que te digan tantas palabras que ni tiempo te da de entenderlas. No sé cómo se "debe" reaccionar ante una noticia como “tienes cáncer”, “ vamos a empezar con quimioterapias”, “pues ahora es necesaria la radiación”, solo de decirlas (o leerlas) la mayoría nos llenamos de ansiedad, miedos o de sentimientos que ni sabemos cómo llamarlos pero sabemos que no los queremos tener…


Ahorita me siento en un momento en el que una palabra como “cáncer” deja de ser equivalente al miedo, que se vuelve, al menos para mí, una palabra que te puede enseñar cuánta fuerza cabe en un cuerpo tan chiquito como en un niño de 2 años o cuanta niñez puede recuperar un adulto de 85 años…

Parece locura pero la palabra cáncer, me ha acercado a personas increíbles, a niños que me enseñan a dar gracias cada día, a valorar que una sonrisa si hace la diferencia, a entender que el abrazo de las personas que quieres si funcionan como cargador de batería para seguir luchando.


No sé cómo pasa, no sé porque nos tardamos tanto en darnos cuenta de lo que realmente vale la pena en la vida: vivir, vivir un día o muchísimos, sonreír, cantar, bailar, abrazar, poder decir gracias. No sé cuándo vamos perdiendo esa magia que tienen los niños, de sobreponerse a las situaciones que nos toca en la vida, de "echarle ganas" (que todo el mundo dice como si fuera muy fácil, sigo sin entender cómo se echan más ganas), ellos fácilmente pueden estar motivados a seguir todos los días, de querer jugar aun después de un tratamiento que los deja exhaustos.


Ser conscientes de que esta enfermedad existe y que si tiene formas de prevenirse es la primera parte de empezar a generar un cambio, informarnos sobre los síntomas que ayudan a un diagnóstico oportuno. Si hace la diferencia la detección temprana, poder empezar el tratamiento lo antes posible, si hace la diferencia que las personas involucradas estén informadas sobre el tratamiento, sobre los cuidados, sobre las necesidades que tiene el paciente. Me imagino lo difícil que es enfrentarse a la espera de resultados, pero no vivamos con miedo de pensar que es cáncer, porque actualmente la mayoría es tratable y curable si se detecta a tiempo.


Los niños con los que he convivido, que tienen cáncer, me han enseñado que la enfermedad es solo eso, una enfermedad que se supera, que tal vez marca su vida porque hay que dejar de lado muchas cosas, porque te hace crecer de un día a otro, pero que ellos son más que un diagnóstico. Que tienen mucha magia por repartir, que el hospital se puede convertir en un castillo de princesas o en una nave espacial si ellos así lo quieren, por esto la importancia de hablar sobre la enfermedad, de compartir con los conocidos la información con la que contamos para promover un diagnóstico oportuno.

387 vistas
pie.png

Nuestras Redes

  • Facebook Fundación Dr. Sonrisas
  • Instagram Fundación Dr. Sonrisas
  • Twitter Fundación Dr. Sonrisas
  • Youtube Fundación Dr. Sonrisas
Recurso 45.png

Contacto

Oficinas Centrales:

Calle Pena Pobre 86, Toriello Guerra, 14050 Ciudad de México.

Teléfono:

(55) 4444 3673

Correo:

prensa@drsonrisas.org

Transparencia

Otros Enlaces

© 2020 

Todos los Derechos Reservados

Fundación Dr. Sonrisas A.C.

Recurso 44.png