• Doctor Sonrisas

Mi sueño es tener una patineta...

Todos los sueños son mágicos y especiales, algunos nos hacen pensar más que otros… pensar en cómo convertir ese sueño, ese día en un día mágico e inolvidable para cada niño. En este sueño el primer reto era que Dr. Sonrisas no cumple sueños materiales, hacemos experiencias y la primera pregunta era, ¿Cómo convertir este sueño en una experiencia muy especial?



Hoy queremos compartirte todas las visiones y aprendizajes de las personas involucradas en el sueño de Alex.


“Hola, yo conocí Dr. Sonrisas en mi hospital, me sentí muy contento al saber que me podían cumplir un sueño y fui muy feliz cuando me lo cumplieron… me emocioné tanto al conocer a unos patinadores profesionales… fue una experiencia muy genial, me hicieron el mejor día de mi vida, me gustó estar un día entero con ellos.” – Alex


Y la de los voluntarios que se encargaron de hacer todo esto realidad.


Eli:


“Hola, mi nombre es Elizabeth López y soy voluntaria en Dr. Sonrisas. El pasado 11 de marzo del 2020 fui parte del sueño de Alex, el cual era en sus palabras ‘tener una patineta’ lo primero que sentí al recibir el sueño fue gratitud por permitirme ser parte de él y emoción por crear no solo la entrega de la patineta si no materializar una experiencia inolvidable para Alex.


Estar en la planeación de un sueño es como estar detrás de cámaras conseguir los patrocinios, crear una conexión entre el sueño, el soñador y la marca.

En mi cabeza tenía muchas expectativas pero sin duda fueron superadas. Me gustaría remarcar el gran apoyo que tuvimos desde el día uno por VANS MÉXICO, ellos fueron pieza clave para que el sueño fuera maravilloso.


La experiencia comenzó con la entrega de regalos por parte de tres atletas del skateboard, Alex estaba sumamente emocionado por la presencia de ellos. Después partimos a nuestro destino principal el cual fue una pista de skate en la Ciudad de México dónde Alex recibió su patineta personalizada y pudo disfrutar de la pista y clases privadas.

Debo confesar que fue uno de mis momentos favoritos pues me detuve a observar la magnitud de lo que estaba viviendo, ESTABA SIENDO PARTE DEL SUEÑO DE DOS PERSONAS, que dicha y que privilegio, por una parte Alex no dejaba de reír de caer, de levantarse, con la misma fuerza que lo caracteriza, parecía no tener miedo de caer de su nueva patineta, parecía que entre más caía más listo estaba para volverlo a intentar. La segunda persona que cumplía su sueño era el padre de Alex, en sus ojos se notaban las lágrimas de felicidad y agradecimiento a Dios y a todos los presentes, en sus palabras “Mi sueño era ver a mi hijo vivo, verlo cumplir sus sueños y hoy se cumplió” así que me di cuenta que el amor más incondicional es el de nuestros padres.


A lo largo de estos tres años siendo parte de Dr. Sonrisas he tenido la oportunidad de participar en algunos sueños y sin duda mi parte favorita es ver que el sueño deja de ser personal para convertirse en algo familiar, ver como cumplir el sueño de su hijo reconforta tanto a los padres que se vuelve inolvidable para ellos también.


Los detalles son lo que hace especial la vida, en el detrás de cámaras nos esforzamos por conocer todos los gustos de Alex así que las sorpresas no acababan, VANS le otorgó calzado ilimitado con la única promesa de que siguiera sus sueños en el SKATEBOARD, accesorios para su tabla en color azul (su favorito) y terminamos la experiencia comiendo Hamburguesas, comida favorita de Alex. El final llegaba pero la emoción era desbordante. En Dr. Sonrisas hacemos un cierre al final de cada sueño, en esta ocasión las preguntas fueron ¿Cuál fue tu momento favorito? ¿Qué aprendiste hoy? ¿Qué prometes? Y bueno entre lágrimas de todos, entre risas y recuento de cada instante observé lo grandioso que fue, lo vulnerables, transparentes que fuimos cada uno al permitirnos abrir nuestro corazón, al compartir nuestras experiencia, al tomarnos de las manos y brindar por Alex, por nosotros, por el amor incondicional de nuestros padres, por estar vivos y por la eterna promesa de siempre CUMPLIR NUESTROS SUEÑOS.



Jonathan fue otro de los voluntarios involucrados en el sueño de Alex.


Jonathan:


Hace poco más de un año, me invitaron a planear y organizar el sueño de Alex, como voluntario llevaba poco tiempo, pero mis ganas me impulsaron, así que elegí hacerlo.


Mis expectativas siempre fueron las mejores para que Alex pasara sino el mejor, uno de los mejores días de su vida, díganme ustedes, ¿Quién no quiere que su sueño se les cumpla? por imposible que parezca, las cosas no iban tan bien el tiempo transcurría y aun yo no tenía mucho para ofrecer a Alex…


Y aunque no lo crean, de algún lugar del universo, mi amiga me llamó para decirme que Vans estaba deseoso de cumplir el sueño de Alex, ¡¡¡de volverlo realidad!!!! No podría explicar la emoción de saber que el sueño de Alex estaba casi por volverse realidad, lo que sí puedo contar es que los ojos se me humedecieron al saberlo, algo increíble estaba por ocurrirle y él no lo sabía.


Llegó el día y Alex se presentó en el lugar y la hora indicada, él no sabía nada, y entonces cuando sale de la oficina y ve la camioneta de VANS con integrantes del VANS SKATE TEAM, quedó muy impresionado, era ese pequeño instante cuando te ocurre algo y no lo crees posible o real, es como aquella escena donde pasa algo tan especial que quieres decir “pellízcame” para saber que es real.


Ese día fue mágico, de aquellos días que no quieres que terminen y no te das cuenta de cómo transcurre el tiempo, no sé si realmente haya sido el mejor día de su vida, pero lo que sí sé es que esa sonrisa que mostraba es inolvidable. ¡¡¡Y el que él estuviera feliz me hizo feliz!!!


Amé ese día, ver a Alex tan feliz, tan pleno, a todos quienes se volvieron cómplices para regalar un sueño y hacerlo realidad, que siempre existen personas que quieren dar y que lo mejor es que nos encontremos en el lugar y momento adecuado, tan singular para crear.


Y por último, pero no menos importante… nuestros cómplices estrella de este sueño, gracias a los que todo lo que acabas de leer fue posible, VANS.


Vans:


“A principios de Marzo del año pasado tuvimos la oportunidad de conocer a Alex de 18 años quien recibió un trasplante de riñón, por parte de su papá, debido a una insuficiencia renal crónica. Lleva un año en revisiones pero al parecer todo va perfecto. El sueño de Alex era tener una patineta nueva, más allá de eso, junto a la fundación logramos obsequiarle un día completo de skate con integrantes del team: Oscar Meza, Max Barrera y Luis Medina, un guardarropa nuevo y la experiencia de vivir lo que nosotros llamamos la “skate life” en uno de los skateparks con más historia de la CDMX: los bowls de cabeza de juarez sede de infinidad de concursos y exhibiciones que han ayudado a crecer la comunidad skater del país.


Después de un par de horas de enseñarle algunos trucos y tips para mejorar en el skate, entendimos que era en realidad Alex quien nos enseñaba a nosotros, perseverancia, paciencia y sobre todo a no rendirse jamás, todo esto mientras disfrutamos verlo sonreír y aprender maniobras en su nueva patineta. Con ayuda de los voluntarios presentes, bebidas y algunos refrigerios pasamos un día lleno de emociones y mucho skate.


Llegada la hora de la comida compartimos una mesa y ahí cada uno de los presentes nos compartió su experiencia a través del día, fue un momento bastante emotivo y sobre todo motivante, el papá de Alex nos compartió la lección definitiva de la jornada y esta fue conocer los sacrificios que un padre está dispuesto a hacer con tal de ver a su hijo sano y feliz. En definitiva un día que quedará grabado en nuestras memorias para siempre y que estaríamos dispuestos a repetir en cualquier momento. No queda más que agradecer a Dr. Sonrisas y todo su staff por hacer posible esta maravillosa aventura.”


Y por nuestra parte agradecer infinitamente a Vans, que bonito es conocer empresas apasionadas por lo que hacen, pero también apasionadas por la vida, por ayudar, por compartir lo que hacen.


“Si pudiera resumir ese día en una palabra sería FELICIDAD” - Alex

“Si pudiera resumir ese día en tres palabras sería; “Gratitud, amor y esperanza” Gratitud porque siempre es tiempo para agradecer a las personas que hacen una diferencia en nuestras vidas y ese día todas las personas que estuvieron directa e indirectamente hicieron una experiencia excepcional; Amor porque es el ingrediente secreto para cualquier cosa que hagas, cuando haces algo con amor el resultado es sobresaliente y esperanza porque sin duda acontecimientos así te recuerdan que es lo último que muere, esperanza para levantarte cada vez que te caigas de tu patineta, esperanza por ver cuántas personas están dispuestas a crear y ser parte de un sueño para alguien desconocido sin duda me demuestra que somos más los buenos.” - ELI


Si tuviera que describir ese día, una de las mejores experiencias de mi vida me gustaría tomar este fragmento:


“Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.”
“Mario Benedetti”

Y como este hay miles de sueños, con muchísimas personas involucradas, algunas desde el principio, algunas solo un segundo, directa o indirectamente pero todas y cada una de ellas hacen que los sueños en Dr. Sonrisas estén llenos de magia, gracias a todos nuestros voluntarios, patrocinadores, empresas que se suman a esta causa y a esos héroes anónimos que aparecen por instantes.


206 vistas

Entradas Recientes

Ver todo