• Doctor Sonrisas

La Nariz azul, que cambió mi vida

“Hay dos días mas importantes de tu vida son el día que naces y el día que descubres por qué.”

– Mark Twain




No se cómo empezar a escribir, no sé si pueda transmitirles en este blog lo que trabajar en Dr. Sonrisas se ha significado para mí , el impacto que ha tenido en mi vida.


Me gustaría empezar por contarles que los últimos cuatro años de mi vida he tenido la bendición de tener: “El trabajo de mis sueños” , y de hacer mi vocación una forma de vivir. Trabajar en Dr. Sonrisas ha resignificado muchas cosas en mí, me ha hecho madurar y aprender más de lo que me imaginé. Se me vienen tantas preguntas a la cabeza, pero creo que hay dos que me gustaría contestar: ¿Cómo cambio Dr. Sonrisas mi vida? ¿Cuáles han sido las lecciones más grande que me ha dado?


  1. Cambió mi definición de éxito. Antes pensaba que se encontraba en tu puesto de trabajo, en cómo te veías, los viajes que hacías, el dinero que ganabas, y todo lo que los medios de comunicación te venden. Hoy el éxito lo mido más en las sonrisas que provocas, la huella que dejas en las personas que se cruzan en tu camino, el amor que le pones a todo lo que haces y la paz que sientes de saber que estás haciendo exactamente lo que te toca.

  2. Mi forma de vivir la vida. Hoy sé que hay que vivir el momento presente, que HOY es todo lo que tenemos y todo lo que cuenta. Ser feliz, es algo presente. Que vivir la vida se trata de eso, de disfrutar las cosas más sencillas, de encontrar lo increíble de lo cotidiano y de hacer de lo ordinario algo extraordinario. El aquí y el ahora, es el momento y el lugar más importante.

  3. Abrir mi corazón. Sentir y mucho. Se me quitó el miedo a sufrir. Seguramente entre más abres tu corazón más dolor puedes llegar a tener, pero también más amor vas a recibir.

  4. Entendí que la felicidad siempre está ahí, pero a veces estamos muy distraídos para apreciarla, estoy segura que si te das la oportunidad de abrir todos tus sentidos, la vas a encontrar, muy cerquita de ti, en lo simple y sencillo.

  5. Aprendí la importancia de soñar, de hacer lo que te dicta el corazón sin importar “el que dirán”; saber que siempre va a valer la pena luchar por lo que más quieres. Sin dudarlo el corazón no se equivoca.

  6. Fui testigo de cómo los sueños sí se hacen realidad, no importa cuál sea, no habrá sueño ni “muy grande” ni “muy chiquito” que no se pueda cumplir, si pones todo tu corazón.

  7. Dr. Sonrisas me enseñó lo increíble que es dar, pero también me enseñó lo importante que es aprender a recibir.

  8. Abrir mi mente. Me quité los prejuicios. Y con esto logré hacerme una persona incluyente, donde entendí que hay espacio para todos y que nuestras diferencias son lo que nos hacen especiales.

  9. Entendí que nuestro paso por la tierra es muy corto, creo que no hay tiempo “suficiente” que nos alcance para vivir todo lo que queremos, siempre nos va a faltar un café más, un abrazo más, una risa más, un te quiero más… Así que mientras estamos aquí, aprovechemos para decir ese “te quiero”, tomar ese café y reír.

  10. Acepté la muerte. Entendí que es un proceso natural, por el que todos vamos a pasar, cada quien en su momento, ni antes ni después.

  11. Abrí mis ojos, aprendí a ver mas allá de lo que nuestros ojos alcanzan, pude no solo entender sino apreciar la verdadera belleza de las personas, la que se encuentra en su interior, en el alma.

  12. Fui testigo de cómo el mundo está lleno gente buena, MUY buena. Que van silenciosamente cambiando la vida de las personas que se les atraviesan, sin esperar nada a cambio.

  13. La fortaleza, que sin lugar a dudas ha sido mi más importante lección, esa que he visto en cada niño (mis más grandes maestros) , luchando incansablemente por su vida. Ojalá algún día yo pueda enfrentar la vida con esa fortaleza.

Y así podría seguir , porque mis lecciones y cambios en estos años han sido demasiados: ¿Quién me iba a decir que al aceptar un trabajo , iba a terminar aprendiendo tanto de la vida? Sin lugar a duda, hay un antes y un después de estar en Dr. Sonrisas, creo que una vez que entras no vuelves a ser la misma, no quieres ser la misma. Porque una vez que Dr. Sonrisas te toca el corazón no hay forma de olvidarlo, te lo llevas para siempre, te lo llevas en tu forma de vivir , tu forma de entender la vida, tu forma de querer, tu forma de disfrutar.


Y no te queda mas que agradecer, agradecer con todo el corazón la persona en la que te has convertido, las experiencias que viviste, las personas que has conocido, porque cada persona que tocó mi vida a través de Dr. Sonrisas sin darse cuenta me estaban cambiando la vida.


Hoy siento la responsabilidad no solo de poner en práctica todas estas lecciones sino de compartirlas con el mundo, contagiar todo ese amor que he recibido. Y tal vez así logré con mi vida honrar la vida de todos esos niños que he visto luchar.


Nunca me imaginé que al ponerme una nariz azul, iba a cambiar así mi vida, que mi corazón iba a volverse azul para siempre.


Montse Cendon.


1,033 vistas
pie.png

Nuestras Redes

  • Facebook Fundación Dr. Sonrisas
  • Instagram Fundación Dr. Sonrisas
  • Twitter Fundación Dr. Sonrisas
  • Youtube Fundación Dr. Sonrisas
Recurso 45.png

Contacto

Oficinas Centrales:

Calle Pena Pobre 86, Toriello Guerra, 14050 Ciudad de México.

Teléfono:

(55) 4444 3673

Correo:

prensa@drsonrisas.org

Transparencia

Otros Enlaces

© 2020 

Todos los Derechos Reservados

Fundación Dr. Sonrisas A.C.

Recurso 44.png